Peñaflor

 

 

 

                 

 

 

BLAS INFANTE Y PEÑAFLOR

 

Como extensión de la de Cantillana, Blas Infante pasa notaría en el Ayuntamiento de Peñaflor, en la actual Casa de la Cultura. Allí conoce a Angustias García Parias, con la que contrae matrimonio el 19 de febrero de 1919 en la capilla de su propia casa familiar, situada en el número 5 de la antigua calle Larga. Él tiene 34 años y ella 28. En esta época también es la primera vez que Blas Infante concurre a unos comicios, concretamente a las elecciones a Cortes de 1919, por el distrito de Gaucín. Al mismo tiempo también lo hace por el distrito de Sevilla en la Candidatura de la Democracia Andaluza, junto a Alejandro Guichot e Isidoro Acevedo. Años de intensa actividad política antes de su marcha a Isla Cristina. 

Peñaflor se encuentra situado en la margen derecha del río Guadalquivir, en la zona más oriental de la provincia de Sevilla, limitando con la provincia de Córdoba. El hecho de que esté ubicado entre el valle del Guadalquivir y las estribaciones de Sierra Morena convierte a Peñaflor en un lugar idóneo para realizar por la vecina sierra, rutas de senderismo, ecuestres y de cicloturismo.

 

Lugar de contrastes, donde las tierras de secano se mezclan con el regadío, las huertas de naranjos con las dehesas, las ganaderías de reses bravas con la caza de conejos, liebres, perdices o jabalíes. En su flora predomina la vegetación mediterránea: encinas, alcornoques, acebuches, coscojas y monte bajo, especies entre las que nacen exquisitos espárragos trigueros.

 

En el pueblo destaca muestras visibles del patrimonio histórico. La ruta monumental tiene como principales referencias a la Iglesia de San Pedro Apóstol, construcción de finales del siglo XVIII que sustituyó a la antigua iglesia mudéjar afectada por el terremoto de Lisboa; el franciscano Convento de San Luis, y las ermitas repartidas por el casco urbano y su entorno, como la barroca de Nuestra Señora de la Encarnación, la de los Santos Mártires o la de nuestra Señora de Villadiego, en cuyo atrio pueden observarse interesantes piezas del pasado romano procedentes de la ciudad romana. 

 

 

Abundan en Peñaflor, en efecto, los sitios de interés histórico y arqueológico, siendo buenas muestras de ello, entre otros, los atrayentes restos ciclópeos junto al río llamados “El Higuerón”,de remotos orígenes e indeterminada función, el yacimiento de la antigua ciudad romana de Celti o los restos del castillo almohade. Y junto a ello, edificios civiles de notable interés, como la Casa-Palacio y la Casa Parroquial (ambas del siglo XVIII) o las muestras del patrimonio industrial y minero. 

 

Como buen pueblo andaluz, de casas blancas y calles estrechas, también se renueva cada año en fiestas populares que unen al pueblo y hacen mirar al futuro. Como la fiesta de las candelas donde todos los vecinos de Peñaflor se organizan por barrios, calles o pandillas y realizan hogueras en las calles de Peñaflor. En torno a estas hogueras se come, se bebe y se desarrolla la convivencia entre vecinos y visitantes. La fiesta más representativa de este pueblo sevillano es el “Día de los Santos”: el día 1 de noviembre todo el pueblo de Peñaflor se desplaza a la finca de Almenara para disfrutar de un día de campo en confraternidad y en compañía de la familia y los amigos.

 

En Peñaflor se puede disfrutar de un pueblo abierto y cordial, y sentarse a disfrutar de su gastronomía Un visitante en Peñaflor no puede dejar de probar el tradicional desayuno andaluz, realizado con el pan que se elabora en nuestra localidad de forma artesanal, y acompañado de aceite de oliva de la zona y tomate de nuestras huertas. Especial mención merece en Peñaflor los productos de caza menor ya que ellos han enriquecido el recetario tradicional de nuestros mayores, y estos han sabido transmitir, generación a generación, la elaboración de los exquisitos platos elaborados con estos productos. Proponemos al visitante que pida en nuestros restaurantes los platos elaborados con los productos tradicionales de la zona. La sierra ofrece exquisitos espárragos trigueros y la vega excelentes espárragos de huerta, por este motivo, el espárrago es una seña de identidad gastronómica de este municipio que no podemos dejar de visitar.

 

 

 

 

PEÑAFLOR tras los pasos de Blas Infante