La Puebla del Río

 

 

                    

 

 

LA PUEBLA DEL RÍO

 

El Guadalquivir, no sólo determina el nombre de este municipio sino que constituye su razón de ser. Situado al suroeste de la capital de Sevilla y colindante con Coria del Río, fue un pueblo que mantuvo una relación estrecha con Blas Infante, ya que la Casa de Alegría se encontraba más cerca de Puebla que del casco histórico de Coria, y esto fue determinante para que jornaleros (campesinos sin tierra andaluces) se acercaran a pedir ayuda o asesoramiento al mismo Blas Infante.

Puerta de una comarca de Las Marismas, siendo base fundamental de su economía, el cultivo del arroz. Aunque recientemente se segregó una parte del término municipal mantiene aún un extenso término que ha sido declarado Reserva de la Biosfera.

 

     

Aunque se especula con un origen del núcleo en la Edad del Bronce, lo cierto es que proliferan los restos de época latina, en que la villa disfrutó de unos tiempos de prosperidad. Ésta continuó durante la dominación musulmana, durante la que fue puerta de entrada a Sevilla de la mayoría de los víveres; hortalizas, frutas, gallinas, carne y pescado.

 

Tras la conquista, Fernando III entregó la alquería al Concejo de Sevilla con vistas a que esta entidad se encargase de defender los accesos fluviales a la ciudad utilizando como centro de operaciones ese territorio, por lo que se bautizó la villa como La Guardia. Alfonso X amplió la concesión por lo que La Guardia se convirtió en Puebla o terreno a repoblar. A tales efectos, se repartió entre 200 caballeros, emancipándose del Concejo hispalense y adquiriendo ayuntamiento propio. El término se ensanchó con la inclusión de Villanueva, Puebla Vieja, La Torre, Abenmaffón y las tres islas.

La estructura urbana actual responde en gran parte a un tipo lineal cuya orientación predominante es norte-sur. Ello se observa claramente en la configuración del núcleo originario y viene dada por su adaptación al relieve de la zona. 

 

 

A nivel monumental, La Puebla del Río presenta entre otros lugares de interés la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada y la Ermita de San Sebastián. Esta última se sitúa en el extremo norte del núcleo originario y en su interior destacan las imágenes de San Marcos y de la Inmaculada, ambas del siglo XVII. En cuanto a la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada, se trata de una construcción mudéjar de una sola nave y a la que acompaña una nave con campanario barroco.

La Puebla del Río es un territorio natural único donde se puede disfrutar de una gastronomía original, como los platos preparados con camarones, el arroz con pato o las famosas cañitas, dulces típicos del pueblo.

 

 

El pueblo está preparado para el visitante amante de la paz, los paisajes y la naturaleza. El centro de interpretación Esta localidad sobresale por su riqueza medioambiental, y es que se ubica en el entorno del Parque Nacional de Doñana.
Desde el principal núcleo de población, sobre el escarpe del Aljarafey con el Guadalquivira sus pies, se puede visualizar la margen derecha del río, que constituye un ecosistema típico de ribera. Destacan las reservas naturales de Cañada de los PájarosDehesa de Abajo, con un centro de recepción e interpretación y un magnífico lugar para comer y descansar. Así como los bosques de pinares, losbrazosdel Este y el Oeste, La IsletaLos Olivillos. Lugares de una gran belleza que han sido utilizados como escenarios de películas como La Isla Mínima.

Acércate a descubrir el paraíso natural de Andalucía.

 

 

 

LA PUEBLA DEL RÍO